Opinión: Entre latas que cambian la industria y otras cosas

Rara la vez me tomo el tiempo y la molestia de escribir columnas de opinión referentes a la industria de la cerveza artesanal. Como toda persona, tengo muchas opiniones de todo lo que consumo, veo, etc. Pero hoy decidí tomarme el tiempo para comentar sobre varias cosas.

En el día de ayer la cervecería puertorriqueña Old Harbor Brewing colocó un post en sus cuentas de Facebook e Instagram indicando que darían un importante anuncio hoy viernes 23 a las 12:00pm. De este post sacamos algo sumamente importante que la cervecería escribió en dicho post: “Craft beer will never be the same in Puerto Rico”. Este “statement” es sumamente importante, delicado y hay que analizarlo.

De salida cuando vi el post imaginé que se referían a que sacarían sus cervezas en formato de lata. Esto no es una sorpresa, ya lo habían dicho en un medio local. Yo me pregunté “si es esto, ¿es un anuncio que cambiaría la industria en PR?”. ¿Son las latas en el 2019 una revolución? Yo soy fanático de las cervezas en lata, es mi formato preferido, pero no pienso que eres revolucionario por lanzar ese formato en estos tiempos, pero sí pienso que es una buena estrategia de venta.

Finalmente hoy, dos horas después de la hora indicada donde harían ese anuncio, publicaron precisamente que lanzarían latas en un futuro (el post no precisa fecha). Pero el anuncio llamó más la atención por lo que escribieron, que por el nuevo formato de sus cervezas. Y es que ellos indicaron que es la /primera cerveza artesanal local en Puerto Rico/ en salir en formato de lata, algo que *NO* es cierto.

Siendo yo de la industria de la publicidad puedo pensar “¿habrá sido un error del community manager de Old Harbor?” Porque uno pensaría que una cervecería puertorriqueña conocería la historia de la industria y sabría que en el 2017 Boquerón Brewing lanzó sus latas en Puerto Rico. Podemos debatir que las latas son hechas fuera de PR y que vienen ya empacadas, pero la receta es local, el talento es local y la cerveza en barril sigue saliendo del mismísimo Poblado de Boquerón.

Aquí se ha hecho una costumbre de ponerle “first this”, “first that” en lo que puede parecer un “ego trip”. Y esto que comento no debe sorprenderle a nadie en la industria, esto es bastante comentado entre todos.

Aparte de lo que pueda pensar del lado de publicidad (calidad de contenido, ortografía, etc), del cual puedo esta viciado porque me dedico a la publicidad, hay que tener mucho cuidado con el “over hyped”, los “claims” de ser el primero, etc. Aún no entiendo el porqué hacer este tipo de “claims” cuando deben dejar que la calidad de la cerveza sea la que hable y que en este caso es algo en lo que Old Harbor debe enfocarse. Al final del día hoy, fue más noticia el falso “claimed” de que son los primeros que el hecho de que sacarán un formato nuevo.

Un poco de contexto de porqué hoy escribo esto.

El relanzamiento de Old Harbor en el 2018 fue tomado como algo bueno en su inicio. El regreso de una icónica cervecería (marca) que, aunque en manos de otras personas, se veía con buenos ojos. Se le dio el espacio de ver cómo evolucionaba, incluso, aunque regresaron con las mismas icónicas cervezas, se le dio el “break” a ver qué lanzaban nuevo.

Lamento decir que con el pasar del tiempo no he encontrado algo que me convenza de parte de Old Harbor. Las cervezas que ya conocíamos no saben iguales y la consistencia en su sabores, carbonatación dejan mucho que desear. Y esto no lo digo con gusto, al contrario, es algo que me molesta porque me gusta ver el talento de las cervecerías locales y que tengan éxito. Por eso le dimos duro para que se aprobara el Proyecto 280 (ahora Ley 86 del 2019) para incentivar la industria con recortes en impuestos.

Con todo esto quiero decir que vamos a meterle a la sustancia y dejemos de darle importancia a la pintura y capota que le pongamos a las cosas. Al final del día es el producto lo que importa. Old Harbor tiene un buen local, buen equipo, un following local bueno, pero es tiempo que le demuestre a la industria sus quilates. Hay que dejar de vivir del pasado de un Old Harbor que fue y vivir de lo que es.