Cigarros y cervezas pueden ir de la mano; aprende un poco sobre este junte

Siempre he sido amante de los cigarros. Me encanta la manera en la que el cigarro, con su sabor, se mezcla en tu boca como un baile con los sabores de lo que estés bebiendo y eleva los sabores, siempre y cuando sea un buen junte.

Existe el tabú de que el cigarro es para fumarlo mientas bebes un buen whisky o un buen ron, pero en Puerto Rico y en Estados Unidos tenemos una buena selección de cervezas artesanales, lo cual podemos aprovechar para mezclar esos sabores únicos de las cervezas con un buen cigarro.

Los cigarros no son un pasatiempo. Cuando miramos nuestra historia, vemos como los cigarros han estado presente a lo largo de ella. Los cigarros son una cultura, una cultura que su punto más famoso fue en el Caribe y es algo que no podemos dejar morir.

Para esto, nos pusimos en contacto con Tabacos El Roble y comenzamos a mezclar esos sabores.

“Siempre hemos estado inmersos en contínua experimentación, lo que nos ha llevado a descubrir cómo parear distintos aromas, texturas y sabores,” indicó Harry León de Tabacos El Roble. “Dentro de esta experimentación, aparte del café, los rones añejos y whiskys; hemos aprovechado la coyuntura del auge de las cervezas artesanales y nos ha sorprendido el buen resultado obtenido, puesto que tanto el tabaco como las cervezas artesanales tienen ciertas características similares en cuanto a los matices.”

Foto: Tabacos El Roble

Tabacos El Roble cuenta con una buena oferta de cigarros. Entre sus cigarros maduros probamos los Prisioneros, Batatitas y Borikén C5. 

El Prisionero lo combiné con una Breakfast Stout de Founders, lo cual se pareó muy bien con sus notas de café. El Batatita tomó una ocasión especial ya que Dogfish este año estuvo vendiendo limitadamente una Oak Vanilla World Wide Stout. Esta cerveza que puede ser añejada hasta 5 años, fue degustada junto con un Batatita. Sus notas de madera parearon muy bien con el sabor a madera del cigarro. 

Foto: Tabacos El Roble

El Borikén C5, un cigarro especial, lo pareamos con una Stone Xocoveza, una cerveza con notas de chocolate, café, pimiento, vainilla, canela y nueces. Con su sabor, el cigarro aumentó todos estos sabores, haciendo de la Xocoveza algo más grandiosa de lo que es.  

Por otro lado, de sus cigarros de capa clara, tuve en mis manos un Nocturno. Para este cigarro busqué una IPA que contara con lúpulos como Chinook o Simcoe y que tuviese esos toques frutales. Juntamos el Nocturno con una Ballast Point Grapefruit Sculpin, resultando ser excelente para degustarlo.

Date a la tarea de conocer un poco más de este mundo y comparte con nosotros esos pareos que hagas. Si quieres aprender más de cigarros y pareos posibles, sigue a Tabacos El Roble en Facebook e Instagram.